Deidades del Mal

Takhisis, Reina de la Oscuridad

Takhisis, la hermana de Paladine y Gilean, es la Reina de la oscuridad y la personificación del mal. Disfruta aprovechándose de las debilidades de otros, corrompiéndolos y dando la vuelta a sus fuerzas contra ellos. Es cruel y brillante, y puede ser seductora y encantadora para obtener lo que quiere. Takhisis desprecia al resto de deidades, incluso las devotas a causa del mal. Su matrimonio con Sargonnas es de conveniencia y se llevó a cabo para fortalecer el poder del mal. Ninguno de los dos se preocupa del otro ni lo respeta.

Zeboim, Mar Tenebroso

Zeboim, poco conocida por la gente de tierra y ampliamente temida por los que navegan por los mares, es la diosa del mar y las tormentas. Temperamental y caprichosa, su furia fácil azota los mares y causa el naufragio de los barcos. Sin embargo también es inconsciente, y puede ser aplacada por los marineros que realicen las ofrendas correctas. Zeboim representa la naturaleza poco afectuosa y tormentosa del mar, aunque también tiene fugaces momentos de tranquilidad.

Chemosh, Lord de la Muerte

Chemosh, uno de los primeros en unirse a la Reina de la oscuridad en su rebelión contra el Dios Supremo y el orden de la Creación, es el creador y el gobernador de los muertos vivientes.

Hiddukel, Príncipe de las Mentiras

Hiddukel, el dios de la riqueza y los tratos conseguidos ilegalmente, es el patrón de los negociantes y mercaderes deshonestos y los ladrones. Es un astuto negociador que comercia con la avaricia, y el único dios que pudo hacer negocios con Takhisis y conseguir ganancias. Siempre está buscando cerrar tratos, que implican el intercambio de riquezas por almas. Aunque es calculador y codicioso, a menudo toma la forma de un mercader adulador y torpe. Aquellos a los que se consigue engañar y hacen tratos con él pueden obtener lo que consideran su mayor deseo, sólo para encontrar que finalmente no les reporta más q miseria.

Morgion, Viento Negro

Morgion, el dios de la pestilencia, la podredumbre y la enfermedad es ampliamente temido por casi todas las razas humanoides. Los pocos que le veneran son despreciados y casi siempre llevan a cabo su veneración en secreto. Incluso las otras deidades del mal rehúsan asociarse con él. Morgion se alimenta del miedo y usa los estragos de la enfermedad para extender el miedo entre los humanos. Raramente se digna a hablar con sus propios clérigos, ya que prefiere realizar sus obras infectas en secreto, sin que ni ellos mismos se enteren.

Nuitari, Devorador Oscuro

Nuitari, el primo de Lunitari y Solinari, es el Devorador Oscuro, la deidad tutelar de los magos de la Alta Hechicería de túnica Negra. Su principal ambición, igual que la de sus primos, es extender la magia (preferiblemente la magia negra) por el mundo. Nuitari también trabaja para atraer a más magos a la orden de los Túnicas Negras.

Sargonnas, Venganza Oscura

Sargonnas es un misterio para la gente de Ansalon, algo que él mismo fomenta. La pensativa deidad prefiere trabajar en solitario y aislado. Aunque a veces se ve forzado a aliarse con otros dioses de la oscuridad, no siente respeto por ellos. Desprecia a todas las deidades del bien, excepto a Kiri – Jolith, por el que siente un cierto respeto. Sargonnas es un dios furioso, militante y traidor que pide la obediencia estricta de aquellos que los siguen.

 

No se admiten más comentarios