Majere, Maestro de la Mente

Características:

Género: Masculino y Femenino
Plano Natal: Elysium
Otros nombres: Manthus (Ergoth), Mantis de la Rosa (Qualinesti, Silvanesti), Matheri (Silvanesti, elfos marinos), Nadir el Procurador de Sueños (Mithas).
Plano de residencia: la Cúpula de la creación
Símbolos: Araña de cobre, rosa individual (Qualinesti, Silvanesti), mantis(Solamnia)
Colores: cobre y rojo.
Símbolo celestial: la constelación de la Rosa
Alineamiento: legal bueno
Ámbito de poder: disciplina, lealtad
Adoradores: monjes, teólogos, estudiosos
Alineamiento de los clérigos: Legal Bueno, Legal Neutral, Neutral Bueno
Dominios: Bien, *Ley*, *Meditación* (al no estar estos dos en el Nwn se sustituyen pos “Saber”)
Arma predilecta: golpe sin armas (“Disciplina piadosa”)
Vestimentas preferidas: túnica de color rojo o cobre, medallón de fe de cobre

Descripción:
De todos los dioses, Majere quizá es el que tiene la mente más parecida al dios Supremo. Majere comprende mejor el propósito del mundo y el desarrollo del plan del dios supremo a medida que Krynn viaja por el Río del tiempo. Aunque el séquito de Majere es pequeño, sus clérigos son influyentes; los mayores teólogos y maestros de Krynn provienen de las filas de los clérigos de Majere, y sus enseñanzas han influenciado a otras ordenes del bien.

A los clérigos de Majere se les pide una severa pero gratificante disciplina. Hacen votos de pobreza, obediencia y castidad y se concentran en conseguir la iluminación y la santidad mediante la autodisciplina y la contemplación de la bondad. Muchos practican las artes marciales para aprender a controlarse física y espiritualmente, mientras que otros las practican tanto para recibir como para extender la iluminación y se concentran en clarificar y comprender las doctrinas de las deidades del bien. Aunque muchos de los clérigos de Majere salen al mundo para enseñar los métodos del bien y enfrentarse a las mentiras y tentaciones del mal, todos reciben su entrenamiento en monasterios. Los monasterios de una nación o región en concreto están bajo la autoridad de un abad o abadesa mayores, que suelen liderar la casa más grande o venerable de la zona. Los abades mayores responden a su vez ante el profeta de Majere

El principal día sagrado celebrado por los seguidores de Majere es la noche de la Mantis. Los monjes y sacerdotes de Majere se juntan durante esta noche para ayunar, cantar o meditar. La fiesta empieza a primera hora de la tarde y dura hasta el mediodía siguiente. La noche ayuda a los monjes a renovar su concentración en la autodisciplina y como iniciación para los nuevos miembros de la orden.

Majere es el mejor amigo y el consejero de Paladine entre los dioses del bien, y suele aconsejarle sobre el mejor modo de servir la voluntad del dios Supremo. El resto de deidades del bien también le prestan mucha atención a las enseñanzas y profecías de Majere. Majere y Zivilyn a veces son rivales, ya que Majere enseña a sus seguidores a que buscar la iluminación bajo la voluntad del dios Supremo, mientras que Zivilyn prefiere una aproximación más neutral. Majere se opone fervientemente a los dioses del mal, especialmente a Chemosh.

Historia:
La orden de Majere se cuenta entre los grupos religiosos más antiguos de Ansalon. A pesar de su antigua herencia, sus clérigos permanecieron en un segundo plano durante gran parte de la historia del mundo, aconsejando y alentando a otros campeones del bien en vez de entrar en acción ellos mismos.

Durante la Segunda Era, la iglesia de Majere se encontraba en su cenit, y sus monasterios conservaban y creaban muchas obras de arte, filosofía, cultura y teología.

El reinado de Istar tuvo poco impacto en los monjes de Majere. Preocupados por sus enseñanzas, muchos de ellos se retiraron a sus monasterios y sólo algunos cayeron. Los clérigos ergothianos de Majere fueron algunos de los críticos más sinceros del Príncipe de los Sacerdotes y por ello fueron perseguidos. No obstante, el dogma de Istar infectó a algunos monasterio, incluida la infame abadía Vigilia de la Sangre.

Tras el Cataclismo, la orden de Majere permaneció leal a su deidad ausente. Aunque la magia divina se desvaneció junto con los clérigos verdaderos, las enseñanzas y la disciplina de los monjes siguieron, y muchos se mantuvieron fieles durante los largos Años sombríos.

Avatares de Majere:
En Krynn, este tranquilo dios toma dos formas. La primera es la de una hermosa mujer ciega. Pese a su juventud y encanto, la oráculo es totalmente calva. Tiene unos rasgos delicados, una nariz larga y ligeramente curvada y labios llenos. Majere asume también la forma de un hombre anciano, igualmente calvo. Su encorvado cuerpo está envuelto en una túnica de arpillera y no lleva ninguna arma. En esta forma, la perpetua sonrisa de serenidad de Majere pone nerviosos a aquellos que no son sinceros consigo mismos.

Deberes del Sacerdocio:
Los sacerdotes de Majere no deben retener más del 10% de cualquier riqueza ganada o hallada. Siguen una forma de vida sencilla, buscando visiones y contemplando cada acto y palabra antes de proceder. Los sacerdotes de Majere promueven la fe, la piedad y la lealtad a través del ejemplo. La única indulgencia permitida a los sacerdotes de Majere es la persecución de un empeño artístico

Dogma:
Todas las almas son llamadas a la santidad y la pureza de la vida. Conseguirlas es la mayor aspiración de un mortal. Busca la santidad tanto superando al mal interior como abriéndote al bien. Domina las pasiones desatadas del cuerpo y mira en tu interior para encontrar tus propias faltas y fuerzas. No busques la gloria en lo perecedero, sino en la alegría eterna de la luz. Obedece a los que estén apropiadamente por encima de ti y sé gentil, pero firme, con los que estén por debajo. Reza siempre y busca la verdad en todo momento. Mira al mundo a tu alrededor; en el orden de la creación encontraras las claves para la santidad. Ayuda al resto para que lleguen a la virtud, pero hazlo con enseñanzas y ejemplo, no mediante fuerza y miedo. Oponte al mal con fervor, pero sin odio, y muestra compasión cuando sea posible, pero se duro cuando sea necesario. Por encima de todo, ten fe. La creación tiene un orden y un propósito, y mientras no des la espalda a la bondad, tu vida no será en vano.

No se admiten más comentarios