Caballeros de Solamnia

“Est Sularus oth Mithas”

Los Caballeros de Solamnia han existido desde la era de los sueños como una orden combatiente dedicada a la causa del bien. Todos los caballeros están comprometidos por el juramento: “Est Sularus Oth Mithas” (Mi honor es mi vida). Las acciones de un caballero a lo largo de su vida se definen en un extenso código de leyes conocido como “La Medida”.

Injustamente culpada del Cataclismo, la caballería fue denostada durante la era de la desesperación y muchos caballeros abandonaron sus juramentos sagrados. Unos pocos valientes se mantuvieron fuertes con sus código y la caballería obtuvo respeto y poder durante la Guerra de la Lanza.

Especial: los miembros admitidos en el seno de los Caballeros de Solamnia pueden optar a la Clase de Prestigio. No obstante, hay otros requisitos aparte de éste que deben cumplir, así que no tiene por qué obtenerse automáticamente al ingresar en la orden. Asimismo, puede haber caballeros que decidan voluntariamente no coger la Clase de Prestigio (entre ellos, por ejemplo, está sir Markham).

Dogma:
Los verdaderos caballeros son devotos del Código y la Medida. El mal debe ser destruido y los indefensos protegidos. Quienes son valientes y sinceros obtendrán honor y gloria.

Muchos caballeros están asignados a tareas específicas, que pueden ser tan mundanas como vigilar un lugar importante, o tan apasionantes como batallar contra asaltantes minotauros. En tiempos desesperados, los caballeros pueden levar a cabo misiones peligrosas que impliquen largos viajes para recuperar un artefacto valioso. Los caballeros que no tienen tareas específicas pueden ir de aventuras, y serán aclamados si mantienen su honor y los ideales de su orden.

Características:
El Código y la Medida determinan las acciones del Caballero de Solamnia. Le proporcionan el coraje para enfrentarse a peligros terribles., le dan fuerza cuando las suyas le fallan y le conceden orientación cuando se enfrenta a decisiones difíciles. El Código y la Medida dirigen al caballero para capitanear la causa del bien y mantener las leyes (al menos aquellas que son coherentes con sus creencias). Un caballero honorable ayuda a los necesitados sin esperar ni pedir nada a cambio.

El conocimiento de un personaje sobre el Código y la Medida se cuantifica con rangos en la habilidad Saber (nobleza realeza).

Alineamiento:
Los Caballeros de Solamnia deben ser legales buenos. Los que cambien de alineamiento serán expulsados de la orden si les descubren. La definición de la Ley y el Bien de los caballeros está muy clara en la Medida.

Religión:
La deidad principal venerada por los caballeros es Paladine, seguido de Kiri-Jolith y Habbakuk. Estas son las 3 deidades tutelares de la orden de caballería. Los caballeros también veneran y respetan al resto de deidades del bien.

Trasfondo:
Durante incontables generaciones los Caballeros de Solamnia sólo provenían de los jóvenes nobles de Solamnia, a menudo de familias con una estrecha relación con la caballería. Esto fue especialmente cierto en la era de la desesperación, cuando los caballeros eran denostados por mucha gente. Pocos jóvenes querían convertirse en caballeros, y los que lo hacían provenían de familias en las que unirse a la caballería era una antigua tradición. Durante y después de la Guerra de la Lanza, los caballeros abrieron sus filas a los no solámnicos y permitieron que los plebeyos ascendieran a los cargos más altos.

Razas:
Tradicionalmente los caballeros sólo han aceptado a humanos en sus filas, aunque después de la guerra de la lanza empezaron a aceptar a semielfos (aunque son casos raros). Los caballeros han honrado a individuos excepcionales de otras razas con títulos, como el héroe enano Kharas, pero no son admitidos en la caballería.

Otras clases:
Aunque los disciplinados caballeros trabajan mejor con sus propios compañeros, pueden convertirse en miembros efectivos de un equipo diverso. Como una orden altamente religiosa, son muy respetuosos con los clérigos buenos y encuentran camaradería con guerreros y bárbaros de alineamiento NO maligno. Durante la era del poder y la primera parte de la era de la desesperación (antes de la Guerra de la Lanza) a los caballeros no les gustan ni confían en los magos. Pero los de otras eras los aceptan y trabajan con magos de túnica blanca, aunque mantienen la distancia con otros lanzadores de conjuros. Los caballeros no toleran el comportamiento maligno ni caótico, y en seguida se apartan de quienes lo muestran (si es que no los desafían directamente).

AVANZAR DE ORDEN:

El personaje que quiera seguir la carrera de Caballero de Solamnia tiene varias opciones, pero primero debe aplicarse como escudero de la corona, y después cumplir todos los requisitos para la clase de prestigio Caballero de la Corona.

Como Caballero de la Corona, el personaje puede elegir avanzar en esta clase o, cumpliendo todos los requisitos estadísticos e interpretativos, avanzar para convertirse en Caballero de la Espada. Como Caballero de la Espada, igualmente, pueden elegir mantenerse como tal (maximizando sus aptitudes de lanzamiento de conjuros) o solicitar el ingreso en los Caballeros de la Rosa después de cumplir todos los requisitos de esa orden.

Cuando un personaje avanza a una nueva orden nunca puede obtener niveles adicionales en ninguna de sus clases previas de Caballero Solámnico. Así pues, un Caballero de la Rosa nunca podrá escoger subir nivel como Caballero de la Corona o la Espada, pero si podrá multiclasear el personaje con otras clases (como guerrero o clérigo).

Las tres órdenes están claramente establecidas jerárquicamente, y un caballero, que desee convertirse en Caballero de la Rosa primero debe pasar por las dos órdenes menores. Sin embargo no todos los caballeros desean llegar tan lejos, ni a todos los que lo desean se les permite. (Existen caballeros de la corona o la espada de nivel 20).

La orden tripartida de los Caballeros de Solamnia no está gobernada solamente por Caballeros de la Rosa, sino por representantes de las tres órdenes.

Los Escuderos de la Corona:
Todos los personajes que quieran convertirse en caballeros solámnicos primero deben entrar en la caballería como escuderos de los Caballeros de la corona (un candidato puede ser de cualquier clase o nivel para poder ser escudero). Todos los caballeros empiezan su entrenamiento en la virtud de la lealtad. El candidato para entrar en la caballería solámnica debe ser presentado a un consejo plenario de caballeros y patrocinado por un caballero de buena reputación de cualquiera de las órdenes solámnicas (el padrino). El candidato realiza un juramente en el que se adhiere al honor de la caballería, las causas y la lealtad de la orden y promete vivir según el Código y la Medida.

Si no hay desacuerdo entre los caballeros, y el candidato no tiene cuestiones de honor pendientes, es aceptado en la caballería como escudero. Cualquier duda sobre el honor del candidato requiere un interrogatorio. Si la duda se aclara, el candidato es aceptado normalmente, pero si se demuestra cierta, el candidato es rechazado hasta que pueda arreglar la cuestión.

Una vez el personaje ha avanzado al menos un nivel (en cualquier clase) durante su periodo de escudero y cumple los requisitos para los Caballeros de la Corona, puede pedir que se le arme caballero en el siguiente consejo plenario. No obstante, la decisión última de entregarle las espuelas queda en manos de los altos cargos de las órdenes, y puede demorarse por las razones que estimen convenientes.

VIRTUD CABALLERESCA:

Los requisitos de las clases de prestigio Caballero de la Espada y Caballero de la Rosa incluyen un extenso requisito llamado “virtud caballeresca”. Estos requisitos son proezas que el caballero debe haber llevado a cabo para probar su compromiso con los ideales solámnicos de honor y virtud, y su obediencia al Código y la Medida. Los actos del caballero deben de haber sido realizados durante su estancia en la Orden de la Corona para la virtud caballeresca de Caballero de la Espada, y durante su estancia en la Orden de la Espada para la virtud caballeresca de Caballero de la Rosa.
En el mundo de juego, determinar qué constituye una prueba aceptable de la generosidad de un caballero se deja a discreción del consejo plenario de caballeros.
El caballero deberá presentar sus logros ante el consejo presentando a los testigos oportunos, el consejo evaluará al caballero y considerará si le otorga la “virtud caballeresca” (todo esto se debe interpretar dentro del servidor). Como regla dentro del servidor se hace constar que el otorgar la virtud caballeresca está en manos del DM encargado de la facción, que podrá contar con la opinión del resto de DMs si lo considera oportuno.

Actos para conseguir la virtud caballeresca para Caballero de la Espada:

  • Un viaje de 500 millas o más y una duración de 30 días o más.
  • Tres pruebas de la sabiduría del caballero.
  • Una prueba de su enerosidad.
  • Una prueba de compasión.
  • El restablecimiento de algo que se había perdido.
  • Un combate singular contra un oponente maligno notable (cuyo VD no sea inferior al nivel del caballero en dos puntos).
  • Una proeza de heroísmo y valor que apoye las virtudes del honor caballeresco y el bien.

Actos para conseguir la virtud caballeresca para Caballero de la Rosa:

  • Un viaje de 500 millas o más y una duración de 30 días o más.
  • Una prueba de sabiduría del caballero.
  • Tres pruebas de generosidad.
  • Tres pruebas de compasión.
  • El restablecimiento de algo que se había perdido.
  • Un combate singular contra un oponente maligno notable (cuyo VD sea igual o mayor al nivel de personaje del caballero).

EX-CABALLEROS DE SOLAMNIA:

Un caballero de cualquier orden que deje de ser legal bueno, que cometa voluntariamente un acto maligno, o que viole gravemente el Código y la Medida pierde inmediatamente cualquier aptitud sobrenatural y de lanzamiento de conjuros. Si sus acciones son descubiertas puede enfrentarse a un proceso ante el consejo plenario de caballeros. Las posibles sentencias incluyen la privación del título de caballero o incluso la ejecución (en la que se corta el cuello al caballero con su propia espada). Las acciones malignas pueden ser expiadas.

NO HUMANOS EN LA CABALLERÍA:

En los primeros días de la caballería, Solamnia era un país de humanos que mantenía escaso contacto con las otras razas de Ansalon. El Gran Maestre, los lores de mayor rango y los nobles interaccionaban ocasionalmente con embajadores, pero el número de no humanos viviendo en Solamnia era insignificante. Por lo tanto, todos los que calzaban las espuelas de caballero eran humanos. Vinas Solamnus y quienes le siguieron no excluyeron intencionadamente a ninguna de las otras razas; simplemente, no pensaron en ellas. En Solamnia únicamente vivían humanos y, salvo por los kenders (cuyas peticiones eran ignoradas), ningún miembro de otra raza se acercó jamás a la caballería solicitando el ingreso. Así fue durante generaciones.

La pureza racial de la caballería se sometió a debate por primera vez unos 300 años después de la fundación de la orden. Dos no humanos, un enano y un semielfo -ambos residentes de Solamnia durante mucho tiempo y compañeros de aventuras de dos Caballeros de la Corona de bajo rango- solicitaron la aceptación como escuderos de la Corona. Respetando a sus amigos y admirando a la orden a la que pertenecían, querían imitarles e ingresar en ella. Aunque los dos Caballeros de la Corona creyeron que era una buena idea y les apadrinaron, se encontraron con la barrera infranqueable de una tradición establecida. Desde hacía años, todos los Caballeros de Solamnia eran humanos y, por añadidura, de raíces nobles. Los dos caballeros argumentaron que la Medida no especificaba en ningún punto que un caballero debiera ser ni humano ni noble.

El incidente, que empezó en la pequeña villa de Relgoth, terminó por llegar a los oídos del Alto Luchador del Alcázar de Vingaard, un hombre entrado en años notorio por su mentalidad conservadora. Para colmo, sentía un especial desagrado hacia enanos y elfos, así que decretó que, puesto que violaba las tradiciones sentadas por generaciones anteriores, el semielfo y el enano no podrían ser investidos caballeros. Indignados, los dos Caballeros de la Corona demandaron a sus compatriotas que el caso fuera juzgado por el Gran Maestre, de acuerdo con el derecho tipificado en la Medida. El Gran Maestre, que había sido antes Alto Guerrero y era amigo personal del actual, escuchó la petición. Tras las correspondientes deliberaciones, no sólo la denegó, sino que además dictaminó que sería incorporado a la Medida un artículo donde se explicitara que sólo humanos de linaje solámnico podría unirse a las filas de la caballería. Su decreto se mantendría vigente durante cerca de dos mil años, hasta poco después de la Guerra de la Lanza.

Durante el tiempo entre este juicio y la revisión de la Medida, miembros de otras razas lucharían contra la caballería, siendo distinguidos incluso con grandes honores. Un perfecto ejemplo de ella es Kharas, de los enanos de Torbardin; su nombre significa “caballero” en solámnico y le fue concedido por sus aliados de la caballería durante las Guerras Goblin en Solamnia.  No obstante, al margen de cuáles fueran sus gestas, nadie que no fuera humano podía ser investido caballero.

Después de la Guerra de la Lanza, Gunthar Uth Wistan y el Gran Círculo de la Caballería nombraron Caballero de la Rosa honorario a Tanis el Semielfo. La Medida no establece distinciones con los caballeros honorarios, convirtiéndole en el primer caballero no solámnico y no humano del que se tiene constancia. Cuando Gunthar dirigió la revisión de la Medida, usó a Tanis como ejemplo y cambió la regla arcaica según la cual todos los caballeros debían ser humanos de origen solámnico. En la próxima edición, que aparecerá publicada próximamente, se aceptará a cualquiera que tenga como mínimo una parte de su ascendencia humana.

Aunque esto no ha sentado bien entre algunos de los caballeros más conservadores, el Gran Círculo ha dado su aprobación, consciente de la necesidad de nuevos reclutas. Aun así, la caballería es fundamentalmente humana, y de hecho se verá con extrañeza que alguien de otra raza opte a escudero de la Corona.

Caballero de la Corona

ORDEN DE LA CORONA
“La Medida de la Corona aquilata la Lealtad y la Obediencia.”

Los Caballeros de la Corona constituyen el esqueleto de los Caballeros de Solamnia. La Orden de la Corona es el primer escalón de la Caballería, al que todos los miembros pertenecen al principio de su carrera. Está compuesta por combatientes entrenados para la obediencia y la lealtad con la misión de mantener el honor de la Caballería y de su orden. A menudo son mas jóvenes que los de las órdenes superiores y, como tales, están ansiosos por aceptar cualquier desafío que se les presente. La Medida les enseña, sin embargo, a templar el brazo de su espada con sabiduría y a ser obedientes a los que sirven.

Guerreros y nobles se encuentran entre los Caballeros de la Corona más comunes, aunque también se cuentan entre ellos un buen puñado de clérigos y algunos exploradores, marinos o paladines que han jurado seguir el Código y la Medida. Todo personaje que desee convertirse en Caballero de la Corona deberá haber superado el Juicio de los Caballeros y posteriormente admitido en la Orden de la Corona.

Requisitos:

  • Raza: Humano. Excepcionalmente, personajes con sangre humana (semielfos) podrán ser admitidos.
  • Alineamiento: Legal Bueno
  • Ataque Base: +3
  • Habilidades: Diplomacia 2 rangos, Saber (religión) 2 rangos, Montar 2 rangos.
  • Dotes: Competencia con Armadura Pesada, Competencia con escudo, Competencia con armas marciales, Voluntad de Hierro

Especial:
El personaje debe ser miembro de la Orden de la Corona (empezando como Escudero de la Corona)

Características:

  • Dado de Golpe: d10
  • Ataque base: Alto
  • Salvaciones altas: Fortaleza,
  • Puntos de habilidad: 2 + modificador de Int

Nivel 1:
– Fuerza del Honor 1/dia (+4 Fuerza durante 3+Carisma asaltos)
– Coraje del caballero (+2 salvaciones contra miedo)
Nivel 2:

Nivel 3:
– Luchar hasta la muerte (Se estabiliza automáticamente entre 0 y -9 de vida, no puede morir por desangramiento)
Nivel 4:
– Fuerza del honor 2/dia
– Voluntad honorable (Suma Carisma a las salvaciones contra enajenadores)
Nivel 5:

Nivel 6:
– Poder del honor (Fuerza de honor mejora a +6 Fuerza)
Nivel 7:
– Fuerza del honor 3/dia
– Movilidad con armadura (+5% velocidad cuando lleva armadura pesada, como si fuese intermedia)
Nivel 8:
– Iniciativa mejorada (+4 iniciativa)
Nivel 9:
– Inmunidad al miedo
Nivel 10:
– Fuerza del honor 4/dia
– Corona de caballería 1/dia (+4 Ataque, +4 Daño, +4 Salvaciones, +15 vida temporal. Dura 10 minutos)
– Gracia divina (Suma carisma a sus salvaciones)
– Voluntad honorable mayor (sustituye a Voluntad honorable. El bonus pasa a ser +4)

LA MEDIDA DEL CABALLERO DE LA CORONA:

La Orden de la Corona ejemplifica los ideales de la lealtad y la obediencia en todo lo que hace el caballero. La lealtad requiere una obediencia incuestionable a un poder y autoridad superiores, mientras ese poder y esa autoridad sigan los preceptos indicados en el Código y la Medida.

La lealtad es hacia la propia familia, todo lo que es bueno, los oprimidos por el mal y aquellos monarcas que, por decreto o consentimiento común de los consejos plenarios de caballeros, tienen buena relación con la caballería y merecen su lealtad y protección honorables. Los actos apropiados para un Caballero de la Corona incluyen:

  • Obediencia incuestionable a aquellos cuya autoridad se mantiene correctamente según los consejos plenarios.
  • Dedicación a los ideales de la Medida.
  • Lealtad a los hermanos caballeros de todas las órdenes.
  • Todos los actos que refuercen la lealtad entre los caballeros.

RESPONSABILIDADES DE UN CABALLERO DE LA CORONA:

El Caballero de la Corona debe servir y ayudar a cualquier compañero caballero que esté al servicio de su orden y necesite ayuda, y servir a los reinos de la lista de la lealtad recopilada por el Gran Consejo de los Caballeros de Solamnia. Fallar al cumplir estas tareas puede hacer que el honor del caballero sea puesto en duda, y puede hacer que se le expulse de la orden.

Caballero de la Espada

ORDEN DE LA ESPADA

“La Medida de la Espada aquilata la disciplina del Honor.”

Los Caballeros de la Espada constituyen el corazón de los Caballeros de Solamnia. Es la segunda Orden de la Caballería, formada por combatientes que luchan con el poder de la fe para defender la justicia y la verdad. Encarnan los preceptos del valor y el heroísmo, que emanan de su espíritu inquebrantable. Su voluntad de sacrificar sus propias necesidades (e incluso sus propias vidas, si es necesario) convierte a los Caballeros de la Espada en poderosos campeones del Bien.

Kiri-Jolith proporciona a los caballeros de esta orden los dones sobrenaturales que les dan fuerza en la batalla, el poder de derrotar a contrincantes poderosos y la aptitud de proteger a los necesitados. Incluso cuando no reciben la magia divina de su deidad, la fe y el coraje los sustentan.

Igual que ocurre con los Caballeros de la Corona, muchos nobles y guerreros forman parte de esta orden, junto a algunos exploradores, marineros y paladines. Sin embargo, a diferencia de lo que ocurre con las otras dos órdenes, los clérigos suponen una proporción considerable del total. La mayoría de ellos eligen entrar en la suborden de los Cleristas, dentro de la Orden de la Espada. Los personajes que deseen ser Caballeros de la Espada deben haber pasado por la Orden de la Corona (aunque no tienen que haber tomado obligatoriamente la clase de prestigio). Además, se les exige Virtud caballeresca y ser miembros de la Orden de la Espada.

Requisitos:

  • Raza: Humano. Excepcionalmente, personajes con sangre humana (semielfos) podrán ser admitidos.
  • Alineamiento: Legal Bueno
  • Ataque Base: +6
  • Salvación base:  Vol +4.
  • Habilidades: Diplomacia 2 rangos, Saber general 2 rangos, Saber religión 2 rangos, Montar 4 rangos.
  • Lanzamiento de conjuros: aptitud para lanzar conjuros divinos de nivel 1.
  • Dotes: Competencia con armadura (pesada), Competencia con escudo, Competencia con arma marcial (cualquiera), Duro de Pelar, Gran Fortaleza.
  • Especial: El personaje debe pertenecer a la Orden de la Espada.

Virtud caballeresca: el personaje debe ser un Caballero de la Corona de pleno derecho antes de que pueda pedir el acceso a la Orden de la Espada. Durante su servicio como Caballero de la Corona, el candidato debe haber demostrado su virtud y su adherencia al Código y la Medida. Antes de que pueda recurrir a un consejo plenario para ser aceptado en la Orden de la Espada, debe haber cumplido todo lo siguiente y ser capaz de presentar testigos para demostrar sus actos:

  • Un viaje de 500 millas o más y una duración de 30 días o más.
  • Tres pruebas de la sabiduría del caballero.
  • Una prueba de su generosidad.
  • Una prueba de compasión.
  • El restablecimiento de algo que se había perdido.
  • Un combate singular contra un oponente maligno notable (cuyo VD no sea inferior al nivel del caballero en dos puntos).
  • Una proeza de heroísmo y valor que apoye las virtudes del honor caballeresco y el bien.

Características:

  • Dado de Golpe: d8
  • Ataque base: Mediano
  • Salvaciones altas: Fortaleza y Voluntad
  • Competencia con armas: Armas sencillas y marciales
  • Competencia con armaduras: Todos los tipos de armaduras (ligeras, intermedias y pesadas) y escudos (salvo escudos paveses)
  • Puntos de habilidad: 2 + modificador de Int

Nivel 1:
– Castigar al mal 1/dia
– Lanzamiento de conjuros (a cada nivel, como un clérigo)
Nivel 2:
– Expulsar muertos vivientes
Nivel 3:
– Inmunidad al miedo
Nivel 8:
– Castigo incrementado
Nivel 10:
– Alma de caballería (Aura contra alineamiento 1/dia)
– Su arma pasa a ser sagrada (+2d6 daño vs criaturas malignas)

LA MEDIDA DEL CABALLERO DE LA ESPADA:

Los Caballeros de la Espada son los combatientes de los dioses del bien, defendiendo los ideales más puros del heroísmo y del valor. El heroísmo es el sacrificio voluntario por las propias creencias. Las proezas heroicas incluyen:

  • Fortalecer a los débiles.
  • Enriquecer a los pobres.
  • Liberar a los esclavizados.
  • Exculpar a los falsamente acusados.
  • Abanderar a los indefensos.
  • Ayudar a los compañeros caballeros necesitados.

El valor es estar preparado para morir honorablemente en la lucha por el bien. Los actos valerosos incluyen:

  • Enfrentarse al mal sin miedo.
  • Defender el honor de la caballería.
  • Defender el honor de un compañero caballero.
  • Proteger a los indefensos y a los débiles.

RESPONSABILIDADES DE UN CABALLERO DE LA ESPADA:

El Caballero de la Espada debe rendir homenaje a Kiri-Jolith y a las deidades del bien cada día, enfrentarse con entusiasmo a contrincantes malignos en combate (sin retirarse por fuerte que sea el enemigo), proteger a los débiles y a los indefensos y evitar el uso de los poderes caballerescos por motivos injustos.

Caballero de la Rosa

ORDEN DE LA ROSA

“La Medida de la Rosa aquilata la divina Sabiduría de los caballeros”

La orden de la rosa abraza el honor guiado por la justicia y la sabiduría. La justicia es el corazón d ela Medida y el alma del caballero de la rosa. Son el más alto estamento de los Caballeros de Solamnia, y suelen actuar como líderes e inspiradores héroes, además de encargarse de tareas diplomáticas.

Requisitos:

  • Alineamiento: Legal Bueno
  • Ataque Base: +8
  • Habilidades: Diplomacia 8 rangos, Saber general 8 rangos, Saber religión 8 rangos.
  • Dotes: Dureza, Voluntad de Hierro, Aura de Valor (inmunidad al miedo)
  • Lanzar conjuros divinos de nivel 2
  • Especial: El personaje debe tener al menos un nivel como caballero de la corona y tres como caballero de la espada, y cumplir los preceptos de la orden de la rosa.

Características:

  • Dado de Golpe: d10
  • Ataque base: Mediano
  • Salvaciones altas: Fortaleza y Voluntad
  • Puntos de habilidad: 2 + modificador de Int.

Nivel 1:
– Grito de reagrupamiento
– Lanzamiento de conjuros divino (incrementa a cada nivel como un clerigo)
Nivel 2:
– Inspirar valor +2, 2/dia (+2 Salvaciones, +2 Ataque y Daño a los aliados cercanos)
Nivel 3:
– Liderazgo +1 (incrementa su capacidad de tener seguidores)
Nivel 4:
– Grecia divina (suma carisma a sus salvaciones)
Nivel 5:
– Inspirar valor +3, 3/dia
Nivel 6:
– Sabiduría de la medida
Nivel 7:
– Liderazgo +2
Nivel 8:
– Inspirar valor +4, 4/dia
Nivel 9:
– Resistencia final (+2d10 vida a un numero de aliados igual a su carisma + nivel, dura Carisma asaltos)
Nivel 10:
– Cumbre de caballería (Inmunidad a enajenadores)

Sabiduría de la medida: el caballero de la rosa puede usar su extenso conocimiento sobre la Medida solámnica para que le proporcione orientación. Dos veces al día puede hacer una prueba de Saber general contra una CD14. El éxito le proporciona unos conocimientos equivalentes a un conjuro de augurio lanzado por un clérigo de igual nivel. la información otorgada por esta aptitud siempre adopta la forma de una anécdota histórica, un proverbio o una ley escritos en la Medida.

No se admiten más comentarios